La precisión de los motivos enunciados en la carta de despido laboral: Un nuevo proceso implementado por los “decretos Macron”

January 2018

Por Stéphane Flichy y Manon Pous


Ordonnances Macron

El decreto n°2017-1385 de 22 de septiembre de 2017 relativo a la previsibilidad y a la mejora de la seguridad de las condiciones de trabajo ha introducido una medida que permite al empresario, por su propia iniciativa o a petición del empleado, precisar los motivos del despido tras la notificación del mismo (artículo L. 1235-2 del Código laboral y de la seguridad social francés).

Esta medida ha entrado en vigor el 17 de diciembre de 2017, tras la publicación en el Boletín oficial del Estado francés (Journal Officiel) del decreto n°2017-1702 relativo a la nueva posibilidad de precisar los motivos del despido enunciados en la carta de despido laboral (nuevos artículos R. 1232-13 et L. 1233-2-2 del Código laboral y de la seguridad social francés).

Esta medida se aplica a todos los despidos pronunciados a partir del 18 de diciembre de 2017 y concierne tanto los despidos por motivo personal que los despidos por motivo económico.

A partir de ahora, en los 15 días tras la notificación del despido, el empresario puede, por propia iniciativa, precisar al empleado los motivos de la decisión tomada.

Esta posibilidad también se abre al empleado durante este mismo período de tiempo, ya que puede solicitar del empresario precisiones sobre los motivos recogidos en su carta de despido.

En este último caso, el empresario dispone de un período de 15 días a partir de la recepción de la demanda del empleado para aportar, si así lo desea, todas las precisiones útiles y comunicárselas al empleado.

La solicitud del empleado y la respuesta del empresario deberán hacerse por correo certificado.

De esta manera, la carta de despido y la respuesta precisando los motivos del despido laboral fijarán los límites de cualquier litigio posterior (artículo L. 1235-2 del código de trabajo francés).

Conviene resaltar que esta medida permite únicamente de precisar los motivos mencionados en la carta de despido, y no de completarlos o de modificarlos, como así lo preveía el proyecto de ley.

El espíritu del texto no es de dar una “segunda oportunidad” a aquellos empresarios en cuya carta de despido hubiese habido demasiadas lagunas en lo que a la motivación de su decisión de despido respecta, sino más bien de disipar un conflicto eventual por falta de comunicación entre el empleado y el empresario.

Esta medida permite asimismo de poner un término a la jurisprudencia según la cual una motivación insuficiente de la carta de despido permitía considerar dicho despido como improcedente.

A partir de ahora, si el empleado no solicita más precisiones, una motivación insuficiente no bastará para justificar que un despido sea considerado como improcedente. Simplemente, esta ausencia de motivación constituirá una mera irregularidad de forma que dará derecho al empleado a percibir una indemnización equivalente, como máximo, a un mes de salario.

Sin embargo, si el empleado ha solicitado precisiones sobre los motivos de su despido y los jueces estiman que la respuesta del empresario no está lo suficientemente motivada, el despido podrá ser considerado como improcedente.

De esta forma, lo más probable es que los empleados soliciten a partir de ahora, de manera casi sistemática, que el empresario aporte precisiones sobre los motivos de su despido, con el fin de reservarse el argumento según el cual el despido podría ser considerado como improcedente.

Por su parte, el empresario deberá prestar la máxima atención a dotar su respuesta sobre los motivos del despido de una gran precisión, tal y como será requerido por el empleado.












logo
6 Bis, rue de Montevideo
75116 Paris France

Where are we ?
Open the map